Desprendimiento de Vítreo Posterior (DVP)

El desprendimiento de vítreo posterior (DVP) es un proceso fisiológico asociado a la edad, que en la mayoría de casos se desarrolla sin incidencias. Sin embargo, en algunos casos puede ocurrir complicaciones debido al mecanismo traccional de este proceso sobre la retina.

El humor vítreo es una sustancia gelatinosa que rellena la cámara posterior del ojo (espacio comprendido entre la retina y la parte posterior del cristalino) y se encuentra adherido a la retina en la parte posterior.

Con el paso de los años, esta sustancia sufre un proceso degenerativo (“licuefacción”), que lo vuelve más líquida y como resultado hace que el vítreo se separe de la retina.

Desprendimiento de vítreo posterior

Factores de Riesgo

  • Edad: Suele aparecer a partir de los 50 años, pero es más frecuente a los 65 años.
  • Miopía magna: En pacientes con más de 6 dioptrías de miopía, suele presentarse a edades más tempranas.
  • Traumatismos oculares
  • Procesos inflamatorios

Síntomas del Desprendimiento de vítreo (DVP)

  • Moscas, puntos o arañas flotantes”
  • Destellos de luz o flashes
  • Sombra translúcida
 
No suele ocasionar dolor como otras enfermedades de los ojos, pero en caso tengas síntomas inusuales, debes acudir a un oftalmólogo o de urgencias para descartar enfermedades oftalmológicas más graves.
 

Tratamiento para el Desprendimiento de Vítreo

Los desprendimientos del vítreo no suele requerir tratamiento, pero se recomienda seguimiento por un oftalmólogo para vigilar la evolución de este proceso y descartar posibles complicaciones.

Debemos estar atentos a los Signos de Alarma (disminución brusca de la visión, visión de telón negro o cortina, aumento de los destellos de luz o flashes, pérdida de campo visual o cualquier evolución fuera de lo normal). En estos casos, se debe acudir a Urgencias Oftalmológicas para descartar que no haya daños en la retina o alguna complicación derivada.

Preguntas Frecuentes sobre el DVP

Aquí te respondemos algunas de las preguntas más frecuentes.

Es posible que al cabo de unos meses, pueda seguir viendo alguna mancha o mosca flotante pero más tenue o sólo en situaciones muy particulares como lugares con mucha luminosidad, que no suele incomodar tanto como al inicio.

Esto es debido al proceso de adaptación visual que disminuye la percepción del objeto, llegando a desaparecer en algunos casos.

 

Si el desprendimiento de vitreo posterior transcurre sin incidencias, la mayoría de casos no tiene repercusión visual. En cambio, si se desarrolla alguna complicación en el proceso (por mecanismo traccional), el pronóstico puede cambiar.

Se recomienda revisión por el oftalmólogo en caso de presentar signos de alarma para detectar de forma precoz algún defecto en la retina (desgarros, hemorragias o desprendimiento) con el fin de tratarlos a tiempo y/o evitar que progresen.

Puede hacer actividades cotidianas pero no se recomienda ejercicios intensos los primeros 15 días

No se regenera, pero no conlleva a problemas mayores el desprendimiento de vitreo posterior porque es un proceso degenerativo, y en casos normales no suele afectar a la visión.

¿Necesitas pedir una Cita
con un Oftalmólogo?
Contátanos

© Todos los reservados, Eye Vision Institute, 2023

Optimized by Optimole
Welcome!
Hola, ¿En Qué podemos ayudarte?
Verificado por MonsterInsights