Calle María de Molina, 54, Planta Baja, 28006, Madrid

¿Qué es la Blefaritis?

La Blefaritis es la Inflamación crónica del borde de los párpados (zona cercana a la base de las pestañas). 

Es una patología muy frecuente, probablemente es la patología vista con más frecuente en las consultas oftalmológicas generales y puede presentarse en cualquier edad.

En España el 66% de los pacientes que acuden a consulta oftalmológica general tienen blefaritis. 

La blefaritis esta muy relacionado con el síndrome de ojo seco de tipo evaporativo.

Blefaritis

Las blefaritis pueden clasificarse en 2 tipos:

  • Blefaritis  anterior: Son más frecuentes en mujeres, que suponen el 73% de los casos, y la edad media de aparición son los 42 años, aunque igualmente puede presentarse en otras edades.
  • Blefaritis posterior: Son muy frecuentes y su incidencia se ha estimado en 39% (Hom et al 1990) y en 44% (Benítez del Castillo et al 1998) de los pacientes en clínica oftalmológica general.

Síntomas de la Blefaritis

Los síntomas de la blefaritis son muy inespecíficos y variados, mencionamos algunos de los síntomas más frecuentes:

  • Ojo rojo o párpados inflamados.
  • Sensación de ardor después de un uso prolongado del ordenador, de pantallas o tras horas de lectura.
  • Sensación de cuerpo extraño al despertar, o de picazón y engrosamiento de los márgenes del párpado.
  • Lagrimeo excesivo cuando hay exposición a climas fríos, ambiente ventoso, calefacción, aire acondicionado o contaminación.
  • Orzuelo recurrente.
  • Visión fluctuante.
  • Disminución de la agudeza visual
  • Fotofobia (Intolerancia a la luz)
  • Blefaroespasmo y dolor; en casos extremos.

¿Por qué se produce los síntomas de la Blefaritis?

La grasa y otros productos que normalmente son secretados por el ojo o por los párpados se acumulan en la superficie del párpado y las pestañas, resultando en irritación ocular y enrojecimiento ocular.

En la zona de los párpados (tanto el párpado superior como inferior), tenemos unas glándulas que se encargan de la secreción grasa a través de los orificios situados detrás de la base de las pestañas, llamadas Glándulas de Meibomio.

Esta secreción es muy importante  porque forma parte de la lágrima natural conciéndose como «capa lipídica».

La capa lipídica contribuye a la buena calidad de la lágrima, y además evita su excesiva evaporación.

En el caso de una disfunción de las Glándulas de Meibomio (DGM), existe un mal funcionamiento de estas glándulas , por lo que producen una secreción de mala calidad haciendo que la capa lipídica sea insuficiente, y además aumenta el riesgo que estos orificios se obstruyan con mayor facilidad, causando asimismo mayor disfunción y en consecuencia se producen síntomas de ojo seco como escozor, picor, sensación de cuerpo extraño, dolor, fotofobia (o intolerancia a la luz), malestar, visión borrosa, entre otros.

Factores de riesgo

Varias afecciones están asociadas con la blefaritis, como rosácea, atopia, psoriasis, enfermedad inflamatoria intestinal, dermatitis seborreica, menopausia, problemas hormonales, uso crónico de lentes de contacto o uso de medicamentos tópicos para el glaucoma que contienen prostaglandinas. El uso prolongado del ordenador o las pantallas también es una causa frecuente de blefaritis debido a la disminución del parpadeo.

Varios medicamentos orales también se han asociado con estas afecciones, como: píldoras anticonceptivas, antidepresivos, antipsicóticos, antihistamínicos, quimioterapia, antiandrógenos como la finasterida y medicamentos para la piel como la isotretinoína utilizada para el acné.

La cirugía ocular previa, como la cirugía refractiva, la cirugía de cataratas o las cirugías oculares múltiples, también pueden ser un factor de riesgo debido a la disminución de la sensibilidad de la córnea que causa una disminución en la tasa de parpadeo.

¿Cómo se diagnostica la Blefaritis?

La Blefaritis se puede diagnosticar después de examinar detalladamente el aspecto del borde de los párpados en la Consulta de Oftalmología.

Se puede examinar más detalles de la Blefaritis, haciendo pruebas específicas como el tiempo de ruptura lagrimal (NIBUT), Meibografía, Interferometría, entre otros.

¿Qué hacer si tengo Blefaritis?

Es muy importante aplicar calor seco local, hacer masaje palpebral, mantener la higiene de los párpados e hidratar los ojos suficientemente

  1. Al aplicar calor, se puede fluidificar las secreciones grasas acumuladas dentro de las glándulas de meibomio y de esta manera facilitar su liberación.
  2. El masaje palpebral, se recomienda hacerlo después del calor para ayudar a liberar las secreciones fluidificadas. Es muy importante hacerlo hacerlo suave para evitar la irritación ocular.
  3. La higiene palpebral, se realiza con unas toallitas especialmente diseñadas para esta finalidad. La intención es eliminar todas las escamas y costras adheridas en el borde de los párpados y pestañas  y de esta manera controlar los síntomas.
  4. La Hidratación de los Ojos, se realiza con lágrimas artificiales o en casos más graves, con geles o pomadas. La finalidad es prevenir o tratar los síntomas de ojo seco.

¿La blefaritis se puede curar?

No, la Blefaritis es una patología crónica por lo que no se puede curar, pero sí podemos controlarlo para tener una mejor calidad de vida.

¿Hay otros tratamientos disponibles para la Blefaritis?

Según el caso, el oftalmólogo le puede prescribir corticoides o antibióticos según la gravedad de los síntomas o la existencia de patologías subyacentes.

Se puede complementar además con una dieta rica en ácidos grasos de tipo omega 3 para ayudar al funcionamiento de las glándulas de Meibomio. El omega 3 se encuentra habitualmente en el atún, el salmón, la sardina y otros mariscos. Hay que recordar que este último, es una medida preventiva, y no se debe descuidar las medidas básicas que son el calor seco local, la limpieza del borde de los párpados y la hidratación ocular con lágrimas artificiales.

En pacientes muy sintomáticos o que llevan mucho tiempo con blefaritis o que no responden al tratamiento habitual, se puede ofrecer los siguientes tratamientos:

  • Luz Pulsada Intensa (IPL)
  • Pulsación Térmica con Lipiflow
  • Microexfoliación palpebral o Blephex

 

¿Necesitas pedir una Cita
con un Oftalmólogo?

Trabajamos con las siguientes Sociedades Médicas o Aseguradoras

© Todos los reservados, Eye Vision Institute, 2023

Optimized by Optimole